Seminario de Estudios Avanzados: Lenguajes eclesiológicos y políticos. Entre el pensamiento conciliar y Carl Schmitt

El 21 de septiembre tuvo lugar el segundo encuentro del Seminario de Estudios Avanzados en el marco de la Licenciatura en Historia de la Universidad Nacional de San Martín. En esta oportunidad, el Dr. Sebastián Provvidente dictó una conferencia titulada «Lenguajes eclesiológicos y políticos. Entre el pensamiento conciliar y Carl Schmitt: ¿Soberanía del Cuerpo Físico o Soberanía del Cuerpo Institucional?».

A continuación ofrecemos una síntesis del argumento y las fotos del encuentro.

A mediados del siglo XV el teólogo parisino Jean Courtecuisse (Johannes Brevicoxa) advertía que afirmar alguna tesis acerca del poder papal era más peligroso que hablar acerca de la Trinidad o acerca de la Encarnación de Jesucristo. Actualmente la situación ha cambiado a tal punto que en realidad cabe preguntarse ¿cuál es la relevancia histórica de ocuparse de problemas eclesiológicos del siglo XV?¿Por qué son estas cuestiones interesantes más allá del marco confesional y teológico?
Sobre este punto es interesante recordar la famosa frase con la que Carl Schmitt comenzaba en 1922 el tercer capítulo de su Politische Theologie: “Alle prägnanten Begriffe der modernen Staatslehre sind säkularisierte theologische Begriffe.” Si bien esta afirmación ha sido criticada, creemos que expresa un núcleo duro de verdad. No se trata aquí de discutir en términos ontológicos acerca del origen de los conceptos políticos, tal como propone Carl Schimtt, sino más bien constatar que éstos y los conceptos teológicos han marchado pari passu influenciándose mutuamente en distintos momentos históricos. Por este motivo, la eclesiología que constituye una reflexión teológica –y en la Edad Media también canonística- sobre la naturaleza constitucional de la Iglesia, cobra importancia más allá de los confines de la propia institución eclesiástica. Al mismo tiempo, plantear una influencia unidireccional del campo teológico al campo político en la translatio conceptual reduce la complejidad del fenómeno histórico. No se trata aquí de hacer un inventario de la influencia que ha tenido el texto de Schmitt, baste con señalar que personajes ideológicamente tan disímiles como Walter Benjamin y Ernst Kantorowicz la han reconocido abiertamente en su propia obra. Este último en The King’s two Bodies, a Study in Medieval Political Theology ha mostrado el paralelismo existente entre el concepto de raigambre teológica corpus mysticum y el concepto secular de corona. Tal como mencionábamos anteriormente, la realidad de los préstamos conceptuales entre la politia secular y la politia eclesiástica en la Edad Media es demasiado compleja como para ser resumida en una simple fórmula. Por un lado, a partir de finales de siglo XIII y sobretodo en el siglo XIV la estructura constitucional de la Iglesia comienza a pensarse en los términos de regnum. Por otro lado, el regimen y la administratio eclesiásticas son utilizadas como modelos para pensar a las nuevas formas de dominación secular. No es casualidad que los organismos administrativos reales en vías de centralización se denominaran Curia regis.
La proximidad entre los conceptos eclesiológicos y los conceptos políticos encontrará un campo especialmente fértil para su desarrollo durante el Concilio de Constanza (1414-1418) que se reunió, tras el intento fallido del Concilio de Pisa (1409), con el objeto de intentar solucionar el problema que había suscitado la doble elección papal de 1378 y que había dado como resultado la coexistencia de dos líneas de Papas, los de Roma y los Aviñón, y luego de tres con el agregado de la línea pisana. Un punto de convergencia privilegiado de los conceptos eclesiológicos y los políticos se encuentra en la utilización del leguaje corporativo tanto en la esfera secular como en la eclesiástica. La matriz común de este lenguaje corporativo, tanto en la esfera eclesiástica como en la secular, se encuentra en un uso selectivo de aquellos textos de derecho romano que permitían pensar una teoría de la “soberanía” según la cual ésta residiría no en una persona física sino en una persona ficta, una comunidad, una congregatio o en un concilium.

Sebastián Provvidente en el Seminario de Estudios Avanzados Sebastián Provvidente en el Seminario de Estudios Avanzados Sebastián Provvidente en el Seminario de Estudios Avanzados Sebastián Provvidente en el Seminario de Estudios Avanzados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *